BERLIN (pt.1): Alojamiento y transporte.

Siguiendo con nuestras pequeñas guías para ver ciudades en 3 o 4 días, hoy le toca el turno a Berlín. La capital de Alemania es desde luego la capital de la historia del siglo XX, y va camino de convertirse en la gran capital europea del siglo XXI, por méritos propios. Con un transporte público magnífico, y la visible diferencia aún hoy entre la parte este y oeste de la ciudad, Berlín tiene un atractivo excepcional.

Berlín tiene dos aeropuertos: Schönefeld y Tegel, si bien este último desaparecerá en 2011. Si viajáis con una línea de bajo coste, lo más probable es que aterricéis en este último. Cualquiera de ellos tiene comunicación con la ciudad por S-Bahn (el tren de cercanías vaya). Y desde cualquiera de estos aeropuertos, os recomendamos que toméis el S-Bahn hasta las céntricas estaciones de Ostbahnhof o Hauptbahnhof (estación central), ya que los alojamientos más económicos, y seguramente con mayor encanto se encuentran por esta zona, en los barrios de Friedrichschain y Mitte.

En cuanto al alojamiento, Berlín es una ciudad aparte. No nos hemos vuelto loco al deciros ésto, pero os recomendamos que os hospedéis en “casa de alguien”, o “Guesthouses”. Sobre todo en los barrios ya mencionados de Friedrichschain y Mitte. Amén de un buen número de Hostels y B&Bs, es muy problable que deis con habitaciones en casa de algún Berlinés. Y sinceramente, os recomendamos encarecidamente esta opción. Friedi´s Bed & Breakfast, en Friedenstrasse 94, casa de Frau Beate Richter, quien nos atendió con un trato exquisito y desde luego mucho más personal que en un hotel. Así de abierta es esta ciudad.

Conviene comentar, que Berlín es muy barato. Tanto el alojamiento, el transporte, la comida… realmente no responde a los precios a los que nos acostumbran otras capitales. La ciudad tiene un magnífico transporte público, con U-bahn (metro), S-Bahn (tren de cercanías), autobuses, y en la zona este tranvías. En el S-Bahn, U-Bahn y tranvía, se adquiere el billete en las máquinas expendedoras, y hay que validarlo en unas máquinas que hay antes de la entrada al andén (en caso del tranvía dentro del propio vagón). Os llamará la atención que no hay puertas. Esto no es una invitación a colarse, ya que todo el mundo paga. La multa por no llevar sellado el ticket es de unos 50 euros. Para curaros en salud, os recomendamos la “Welcome Card“, al precio de 22 euros para 3 días, con el que tendréis incluido el transporte público ilimitado, incluyendo el trayecto a los aeropuertos, así como una guía de la ciudad e importantes descuentos. Hay un billete para un día, que cuesta algo más de 6 euros, válido para zonas A y B, por si vais a caminar y sólo usáis el transporte público un día, aunque con sólo ir y volver del aeropuerto ya es más rentable la Welcome Card.

En el próximo artículo comenzamos a movernos por Berlín, y a descubrir esta impresionante ciudad, que si bien arquitectónicamente no es de las más bellas, está impregnada de historia en cada uno de sus rincones.

Fotos: Pelatxi para Xocoviajes

Mas info en Berlinenpie.com

Podéis ver más fotos de Berlín aquí.

You may also like...

1 Response

  1. 14 agosto 2012

    […] tiempo, escribimos unas guias explicadas de una visita a Berlin, puedes visitarlas 1, 2, 3, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ nueve = 10

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>