Cómete París!

Seguro que más de una vez estando de viaje, exhausto tras visitar varios museos, te has sentado en una terraza a picar algo tranquilamente y has pensado: “pero si yo de lo que más disfruto es de esto”. Tal vez al regresar de ese último viaje que hiciste, las fotos que muestras con una sonrisa más ancha, o los momentos más entrañables que recuerdas del viaje te pillaron con una cerveza o una copa de vino en la mano, si ese es tú caso, ¿por qué no te planteas unas vacaciones distintas?

Podrías plantearte unas vacaciones en las que disfrutar de la gastronomía sea el espíritu y el centro de tu viaje, mientras que todo lo demás, como visitas a museos, atracciones turísticas,… surja con naturalidad y sin agobios, porque al fin y al cabo no hay nada como probar las costumbres de otra cultura para empezar a conocerla realmente…

En cuanto al destino, te sugerimos París, capital del país en el que según afirman algunos, mejor se come del mundo; en cuanto a la fecha, nada como la primavera, ya que el buen tiempo empieza a dejarse sentir y la probabilidad de encontrar vuelos baratos a París es más alta que en la época estival.

Para recorrer una ciudad tan grande como París, lo mejor es comenzar el día con energía, desayunando en alguna de las afamadas creperías de la ciudad, como la “Creperie des Arts”, situada en la “Rue Saint André des Arts”, que es además un excelente punto de partida para visitar “La Catedral de Notre Dame de Paris” o los bellos “Jardines de Luxemburgo”; o la “Creperie Lepic Assiette”, ubicada en la “Rue Lepic”, en el pintoresco barrio de “Montmartre”, donde encontraremos “La Iglesia del Sagrado Corazón de París” (“Le Sacré Coeur de Paris”), la bohemia “Place du Tertres” o el famoso “molino”: “Le Moulin Rouge”.

La fama de las excelentes cocinas de París se extiende por todo el planeta, por lo que no tengas miedo de planificar tus visitas y probar “a ojo algunos locales por tu cuenta”, tras una rápida ojeada a la carta por supuesto, normalmente situada en la puerta del establecimiento. Sin embargo, la verdadera pasión por la cocina parisina se experimenta cuando abrimos el horizonte hacia la cocina internacional, donde el “savoir faire” francés se mezcla con las artes culinarias de lugares tan distintos y exóticos como Africa o el Lejano Oriente. Te sugerimos que guardes tiempo en tu viaje para probar algunos restaurantes como “Le Babylone”, situado en “Rue Tiquetonne” o “La Grande Mosquée de Paris”, donde además de almorzar o disfrutar de un té a media tarde, podrás relajarte en el “Hammam”…

La animada noche de París también te llevará hacia enclaves muy señalados de la ciudad, como los alrededores de “La Plaza de La Bastilla”, desde la “Rue de Lappe” hasta la bulliciosa “Rue Oberkampf”, donde encontraremos bares con distintos tipos de ambiente, música en directo,… especialmente recomendables “L’International” o “Quartier Général”. Otra zona algo más céntrica pasa por la “Rue Quincampoix”, cerca de “Les Halles”, o por qué no, la divertida zona estudiantil del “Barrio Latino” (“Quartier Latin”).

Como ves París conseguirá satisfacer el paladar incluso del gourmet más exigente, ofreciendo además de sus conocidos atractivos turísticos una oferta gastronómica y de ocio difícil de igualar… así que no dejes pasar la oportunidad de disfrutar de una experiencia distinta, en la que el sabor de la ciudad impregnará tu recorrido haciendo que disfrutes aún más si cabe de esta bellísima ciudad…

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


4 + = siete

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>