GRENOBLE (pt.1): Más que la entrada a los Alpes.

La vista desde el Fort de la Bastille es espectacular: el Isère fluye bajo los viejos puentes de la ciudad uniéndose con el barrio de St Laurent hasta llegar al núcleo medieval de la ciudad. La iglesia de St André con tus coloradas tejas. Al este, el macizo nevado de Belledonne, al oeste las montañas de Vercors y Moucherotte, y al noreste, en un día despejado, podemos divisar los picos nevados del Mont Blanc sobre Val d’Isère.
Bienvenidos a Grenoble: algo más que la entrada a los Alpes franceses.

Desde España no hay ninguna compañía que vuele al aeropuerto de Grenoble, aunque podéis hacerlo con Ryanair vía Londres-Stansted o Bruselas-Charleroi. Desde este aeropuerto hay autobuses al centro de la ciudad por unos 4 €, como opción más económica. Si preferís ir en coche, Grenoble está a unas 4 horas desde La Jonquera, en Girona, y el peaje desde aquí suma  unos 40 €.

Situada en la confluencia de los ríos Drac e Isère, y rodeada de montañas, Grenoble, la capital de los Alpes es una ciudad moderna y con mucha vida, gracias en parte a sus 4 universidades. También cuenta con un importante centro de investigación nuclear y de microelectrónica. Por todo esto se la conoce como la capital intelectual de los Alpes.

En Grenoble no hay muchos hostels, pero los hoteles tienen buenos precios, y suele haber habitaciones dobles en hoteles céntricos de 2 estrellas por unos 50~60 euros. Id siempre con el alojamiento reservado de antemano.

Como siempre os recomendamos al llegar a cualquier ciudad, lo primero es acercarnos a la Oficina de Información y Turismo. En el caso de Grenoble, ésta se encuentra en el número 14 de la Rue de la République, cerca de la plaza de Verdun. Si además vuestra intención es hacer senderismo o esquí, lo mejor es que vayáis a la oficina CIMES, en el 3 de Rue Raoul Blanchard o el Club Alpino Francés, en el 32 de la Avenida Félix Viallet.

La estación de trenes (SNCF) y la de autobuses (Gare Routière) quedan al oeste de la avenida Félix Viallet, a unos 10 minutos caminando del centro histórico de Grenoble, en la orilla izquierda del río Isère. El eje del transporte público de Grenoble está en la plaza de Verdun, donde se combinan autobuses y tranvías.

Con la opción Multipass Option Plus (14 € por día), tenéis entrada gratuíta a todos los museos, un paseo en el Petit-train, un viaje de ida y vuelta en el teleférico, una visita guiada, y acceso gratis al transporte público. Si no tenéis pensado ver museos, el Multipass Grenoble (10 € por día) ofrece lo mismo, pero con la entrada gratuíta solamente a un museo.

Como ya os comentamos al principio, podéis tomar el teleférico (es el funicular urbano más antiguo de Europa, de 1934) desde el muelle Stéphane-Jay hasta Fort de la Bastille, en la parte norte del Isère, o bien caminar subiendo desde la iglesia de St Laurent. La vista desde aquí es espectacular, tal y como os hemos contado en la introducción. Si queréis subir a pie al Fort de la Bastille, hay un sendero entre el parque..

Del otro lado del funicular se encuentra el Palacio de Justicia, con la iglesia de St André a sus espaldas. Desde aquí podéis ir caminando por Grenette y Vaucanson, hasta llegar al barrio más colorista y animado de Grenoble: el barrio de Verdun, plagado de cafeterías y restaurantes.

Aprovechad a tomar algo, ya que mañana iremos a visitar museos y más sitios interesantes en esta bella ciudad. También os indicaremos cuáles son las zonas de marcha de Grenoble. Naturaleza, arte y diversión. Y todo en Xocoviajes.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


2 × dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>