HOBART y el Demonio de Tasmania.

Situémonos: Al norte, limitado por el Estrecho de Bass, tenemos la esquina sureste de Australia, flanqueadas por las islas King y Flinders. Al sur y al este, el mar de Tasmania y Nueva Zelanda, y al oeste la inmensidad del Océano Índico. Estamos en Tasmania, una de las islas más importantes de la colonización del Imperio Británico, y donde la Warner concibió su demonio. Viajamos a Hobart, su capital.
Esta isla tiene los colores imprescindibles para la vida: azul, verde y marrón, y sus habitantes dan buena fe de ello, pues la vida en Tasmania es bastante placentera. No en vano, Tasmania es uno de los principales destino de retiro para los ciudadanos británicos. El clima no es excesivamente caluroso, tampoco el invierno se caracteriza por ser muy frío, pese a que podemos encontrar nieve en las cumbres, y lo que sí es abundante son las lluvias, lo que contribuye a una frondosa y colorida vegetación. La costa es más agreste en el sur, y al oeste de la isla la vegetación es más frondosa.

Hobart, la capital de Tasmania, se sitúa en el Sureste, y fue creada en 1804 para evitar las numerosas fugas de los presos de la australiana Sidney. Como la mayor parte de la isla, Hobart está rodeada de montañas, destacando el Monte Wellington, desde donde se divisan unas vistas espectaculares. En esta ciudad destacan tanto las montañas como la cantidad de veleros y barcos pesqueros que podemos observar en el puerto. El mar y la montaña se juntan.

Uno de los lugares más representativos y bulliciosos de esta tranquila ciudad es el Salamanca Market, donde se reúnen numerosos artistas y galeristas, y donde se encuentran la mayor parte de los restaurantes de la ciudad. Uno de los barrios más antiguos es Battery Point, de grandes casas y con el ya mencionado Monte Wellington de fondo. Para llegar a Hobart, hay vuelos desde Sidney y Melbourne con la capital de Tasmania.

Cercano a Hobart se encuentra uno de los lugares más recomendables de la parte sur de Tasmania: Bruny Island, con un sinfin de acantilados y un espectacular estrechamiento, conocido como “The Neck” (el cuello), que une sur y norte de la isla. Otro de los lugares que circundan la capital de Tasmania se encuentra en la Bahía de  Norfolk, al este de Hobart. Aquí, en Taranna, se encuentra el Parque Nacional del Demonio de Tasmania, que por si no lo sabían a estas alturas, no tiene nada que ver con el histérico dibujo animado de la Warner… salvo quizá los colmillos.

Disfrutad de uno de los más tranquilos y a la vez activos lugares de las antípodas. Disfrutad de Hobart y de la Isla de Tasmania.

Tenéis más información en la web de turismo de Tasmania (no en castellano).

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 − tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>