MÁLAGA: La ciudad del Sol.

La capital de la Costa del Sol aguanta de modo excepcional el tirón turístico de sus satélites costeros, y aparte de playa y sol (fácil sacar el calificativo de “Costa del Sol”), Málaga ofrece a quien la visita un excepcional paseo por su historia, que se remonta a tiempos inmemoriables, un paseo por su cultura, que ha dado artistas internacionales, y un paseo por la gastronomía andaluza. Vamos a recorrer Málaga capital.

Para llegar a Málaga hay varias alternativas. Por supuesto por carretera, pero también, y quizá mucho más recomendables por avión, y por tren, ya que hasta allí llega la línea de alta velocidad. El aeropuerto está en la carretera que lleva a Torremolinos, por lo que no supone un excesivo gasto tomar un taxi hasta la ciudad, y la estación de tren está casi en el centro de Málaga.

Para llegar al centro de la ciudad sólo tenéis que dejaros guiar por el río Guadalmedina, que a la altura del Puente de Tetuán se une con la Alameda Principal, y es el punto que os recomendamos para comenzar la visita. Al final de la Alameda Principal, encontraréis la avenida del Marqués de Larios, con multitud de “estatuas vivientes”, que al igual que en la Rambla de Barcelona, se funden con el ambiente de la calle. Al final de Marqués de Larios llegaréis a la Plaza de la Constitución, donde un pequeño y conocido callejón, el Pasaje de Chinitas, os conduce entre macetas y bares hasta la Oficina de Información Turística. Punto donde siempre os recomendamos comenzar. También tenéis una Oficina de Información en la avenida de Cervantes 1, “en la casita del jardinero”.

Una vez ataviados de vuestro correspondiente plano de Málaga, veréis que los museos y monumentos están repartidos por el entramado de calles del centro de la ciudad. Recorred todas las que podáis, pues cada calle, cada callejón de Málaga tiene algo que ver y algo que respirar. Unas veces el aroma es a “pescaíto”, y otras a flores, que en primavera parecen brotar en cada rincón de la ciudad.
En vuestro recorrido, vuestros pasos os llevarán hacia la Catedral y el Palacio Episcopal, cuyas entradas se encuentran en la Plaza del Obispo. Entrando en la Catedral, os recomendamos que salgáis tras visitarla por la calle Císter, que desemboca en la Casa de Pedro Mena y tras ésta, el Palacio de Villalcázar. Justo al otro lado se encuentra el Museo de Arte Sacro, o Convento de Santa Ana del Císter, y junto a éste, el Museo Picasso Málaga.

Volviendo sobre vuestros pasos a la calle Císter, llegaréis a la Alcazaba y al Teatro Romano, que actualmente se encuentra en estado de conservación. Salvo los lunes, el resto de días de la semana podéis visitar tanto éstos como el resto de museos de Málaga. Desde la Alcazaba, cruzando por los Jardines de Puerta Oscura, llegaréis al Ayuntamiento, frente al puerto de Málaga y con el Castillo de Gibralfaro detrás. Mirando al puerto, queda a vuestra izquierda la Plaza de Toros de la Malagueta, y la Playa, que recibe el mismo nombre.

Para subir al Castillo de Gibralfaro, si tenéis buenas piernas y una botella de agua fresca, podéis aventuraros a subir caminando desde los Jardines de Puerta Oscura, tras el ayuntamiento. La subida es dura, pero desde aquí os recomendamos que toméis el autobús 35, que en la Avenida de Príes os lleva directos al Castillo, y después si queréis, bajéis caminando.
No tengáis excesiva prisa en bajar y tomaos vuestro tiempo, pues bajando un poco desde el Castillo hacia el Parador Nacional de Gibralfaro, tenéis un mirador desde donde se divisa gran parte de Málaga, y sobre todo, el Mar Mediterráneo.

Una vista espectacular de la ciudad la tenéis desde el Parque Natural de los Montes de Málaga, desde donde se divisa toda la ciudad, e incluso Torremolinos. Pero para llegar aquí, debéis hacerlo con un vehículo particular.

Y para comer y beber, pues que os puedo decir. Acercaos al puerto a comer “pescaíto”, aunque también podéis hacerlo en el sin fin de bares y restaurantes de la zona centro. Uno de los locales más conocidos es “El Pimpi”, en la calle Granada 62, con sus barriles firmados por autoridades y famosos. Disfrutad allí de una botella de Moscatel bien frío, y ciudadito, que se sube sin que os deis cuenta.

En un próximo artículo os hablaremos de las fiestas de Málaga, que se celebran en Agosto…, pero eso es una historia aparte.

Imágenes: Pelatxi para Xocoviajes.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 − = dos

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>