Nueva York, la ciudad que nunca duerme

La ciudad que nunca duerme, como cantó Frank Sinatra, es uno de los mayores atractivos a nivel mundial. Nueva York lo tiene todo y en ella ocurre todo. Musa de directores de cine, lugar de desarrollo de las más exitosas series de televisión, centro financiero mundial que rige nuestros destinos. Hemos visto esta ciudad tantas veces que parecemos neoyorquinos. Hoy hacemos de esa ficción la realidad de descubrir Nueva York.

A principios del siglo XX, la imagen de la llegada a Nueva York era la de barcos repletos de gente con la ilusión de comenzar una nueva vida. Hoy por suerte el mejor modo de llegar a Nueva York es en avión, mucho más rápido, cómodo y barato.

El metro es la mejor forma de moverse por la ciudad y si por darse un capricho está dispuesto a pagar un taxi le aseguramos que no son precisamente baratos (propina incluida), y sí, como ha visto en las películas, prepare un buen silbido y un buen grito para llamar la atención de uno de ellos.

Los alojamientos son de buena calidad y los más recomendables se distribuyen a lo largo y ancho de la isla de Manhattan. Igualmente es difícil encontrar hoteles a precios de ganga, pero por lo general la relación calidad-precio es muy aceptable.

Una vez instalados llega el momento de moverse entre la gente, turistas y neoyorquinos y descubrir la inmensidad y variedad de lugares que Nueva York ofrece. Para organizarnos un poco, nos moveremos de norte a sur. En la zona norte o Uptown Manhattan encontrará el Museo Americano de Historia Natural el Museo Metropolitano de Arte y el Guggenheim. En esta zona se sitúa el Barrio de Harlem.

En Midtown Manhattan hay que subir a un rascacielos para ver lo que ha venido a ver, Nueva York (créame, desde el suelo es imposible). Puede ir al mítico Empire State Building, aunque si prefiere no esperar largas colas, le recomendamos que vaya al Top of the Rock, en el Rockefeller Center, con vistas espectaculares de Central Park y Harlem. Cerca de este espectacular edificio encontrará el Radio City Music Hall y Broadway, el Edificio Chrysler, la ONU, Times Square, la famosa Quinta Avenida y el archiconocido MoMA.

Para visitar la Estatua de la Libertad, debe tomar el ferry desde Staten Island, en Downtown Manhattan, zona donde se encuentran Wall Street, el Puente de Brooklyn, la Zona Cero y barrios tan importantes como Chinatown, Little Italy, El Soho o Tribeca.

Y esto sin hablar de la vida nocturna, la gente que parece que nunca se va a casa, los restaurantes y puestos de comida rápida, los paseos por Central Park…, que mejor  que escribir su propio guión de la ciudad. Olvide la ficción y descubra la realidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


3 − tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>