“Rapa das Bestas” de Sabucedo.

Es quizá una de las fiestas más espectaculares y tradicionales de Galicia, en la que se rememora la historia ancestral de cómo recoger a los caballos salvajes para marcarlos. Unos cuantos hombres y mujeres ponen en riesgo su físico para mantener viva “A Rapa das Bestas” de la localidad de Sabucedo.

En la actualidad más de 600 “Bestas” (yeguas) y “Garañones” (caballos), pastan de manera salvaje o semi-salvaje en los montes gallegos, en un total de 14 manadas. El primer viernes de julio da comienzo esta fiesta, pero no es hasta el sábado cuando comienza la bajada de las “bestas”. El sábado, al salir el sol comienza el camino al monte a la búsqueda de los animales a los que ya hace días llevan siguiendo para una mejor localización posterior, unida a la pericia y experiencia de los buscadores. Muchas personas suben a pie, otras a caballo. Al encontrar a las “bestas” en el monte, comienza la guía hacia la localidad de Sabucedo, en la que cientos de vecinos y visitantes aguardan con emoción la llegada de los animales al “Curro”.

Por la tarde comienzan a prepararse los ejemplares más jóvenes traídos del monte, que como corresponde realizan los habitantes más jóvenes de Sabucedo como forma de iniciación a la “rapa”. Lo que diferencia a Sabucedo de otros lugares donde se realizan “Rapas” es el cuerpo a cuerpo directo con el caballo, sin ningún tipo de ayuda en forma de cuerda, o vara, o cualquier otro artilugio. El ser humano sólo se vale de su fuerza y su destreza, de hay recibe el nombre de “Aloitador” (luchador). Cuando consiguen sujetar a una “besta”, le rapan las crines, y lo devuelven a su estado salvaje. No hay ningún castigo físico para el animal, que quizá sólo se lleve el susto ante tanto bullicio. Los peor parados suelen ser los “Aloitadores”, que terminan magullados.

Para una mejor observación de esta fiesta de Interés Turístico Internacional los “Curros” están habilitados con gradas, si bien los visitantes foráneos de Sabucedo tenemos que pagar una pequeña entrada. Es tal la expectación y sentimiento que desprende esta “Rapa das Bestas” de Sabucedo, que hasta hay creada una zona de acampada y muchas de aparcamiento.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 × = veinte siete

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>