Santiago de Compostela: El Casco Histórico.

Muchos somos los que consideramos a esta ciudad como una de las más bellas de España. El casco histórico de Santiago de Compostela invita a pasear, resguardándonos en sus soportales cuando la lluvia aparece. Invita a reflexionar e invita a degustar manjares propios de la gastronomía gallega. Invita al sosiego. Hoy os ofrecemos un paseo por el centro histórico de Santiago de Compostela.

Sin lugar a dudas, el punto de encuentro al llegar a la ciudad es la Plaza del Obradoiro. La manera de llegar es sencilla: sólo tenéis que dejar que vuestros ojos os guíen con la referencia de las torres de la Catedral. Y allí os encontráis, en una gran plaza con la imponente Catedral de Santiago en frente. De creación románica, a la que se han añadido en su construcción, con el paso del tiempo, elementos barrocos, renacentistas y neoclásicos. Ni que decir tiene que hay que entrar a la Catedral para ver el Pórtico de la Gloria, visitar la tumba del Santo, y hacer el tradicional abrazo a su figura. (Sí, es donde está toda la fila de gente esperando). Os recomendamos también que visitéis en su interior una curiosa capilla, en la parte izquierda de la Catedral, en la que podréis leer que en tiempos remotos era la “Capilla para peregrinos extranjeros y vascos”. La catedral y el casco antiguo lo vereís en todas épocas del año lleno de peregrinos, pues no hace falta recordar que la catedral es el destino final de una de las más importantes rutas de peregrinación, el famoso Camino de Santiago, por el cual transitan anualmente más de trescientas mil personas, que se dicen pronto…

Si salís de la Catedral por la misma Plaza del Obradoiro, os encontráis de frente con el Pazo de Raxoy, que es la sede administrativa de la Xunta de Galicia, y a vustra derecha, el Hostal de los Reyes Católicos, un lujoso hotel que antaño fue hospital de peregrinos. A la derecha del Hostal de los Reyes Católicos, pasando bajo el arco de la Catedral, subiendo por esta calle y girando después a mano izquierda, daréis con una bella iglesia de estilo barroco. Es la iglesia de San Martiño Pinario, originaria del siglo X, aunque reformada casi en su totalidad en el siglo XV. Esta preciosa iglesia tiene la desgracia de pasar casi inadvertida ante la magnitud de la Catedral, pero no podéis iros de la ciudad sin visitarla.

En este recorrido por el casco histórico de Santiago, caminando alrededor de la Catedral os encontraréis con la Praza das Praterías, dominada por una fuente adornada con cabezas de caballos. En esta Plaza se encuentran el Pazo de Xelmírez (del siglo XII) y la Casa Deán. Subiendo las escaleras que quedan en la parte derecha de la Praza das Praterías, llegaréis a la Praza da Quintana, acotada por un gran muro con pequeñas ventanas en su parte más alta. Es el Convento de San Paio de Antealtares. Frente a este muro, en la Catedral, emerge una pequeña puerta, que sólo se abre los años Xacobeos, y es por donde entran los peregrinos que han completado el Camino de Santiago.
Por último visitad el Pazo de San Jerónimo (sede de la Universidad de Santiago) y el Pazo de Fonseca, ambos del siglo XVI, y unidos a través de bello patio interior.

Tanta maravilla os habrá abierto el apetito, y no se nos ocurre mejor sitio para saciar el hambre y la sed que “El Gato Negro”, una pequeña taberna escondida en la Rúa da Raíña, situada entre la Rúa do Franco y la Rúa do Vilar. El mejor sitio para degustar raciones de pulpo, chipirones, o cualquier producto de la región, regados con un fresco “Ribeiro” de la casa. Y si lo que deseáis es comer en un buen restaurante, justo al lado de “El Gato Negro” os encontraréis haciendo esquina el restaurante “Casa Camilo”, donde podréis degustar exquisitos mariscos, carnes y pescados de Galicia, con una excelente relación calidad – precio.

Y todo esto recorriendo un espacio mínimo del Casco Histórico de Santiago de Compostela, que es Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco. Si habéis tenido la fortuna de ser bendecidos por la lluvia en vuestro caminar por Santiago de Compostela, os damos la enhorabuena, ya que la imagen de sus empedradas calles mojadas, y el resplandor de las farolas se torna casi mágica. Seguro que nos dais la razón.

Para información sobre Galicia y el Camino, debéis visitar las webs Galiciaenpie.com y Jacobeoenpie.com

You may also like...

3 Responses

  1. mar dice:

    Recordar que para visitar el Portico da Gloria hay que pedir cita, está cerrado al público y sólo se puede visitar con visita guiada.

  2. Pelatxi dice:

    Gracias por la puntualizacion, mar.

  1. 24 mayo 2010

    […] o bien hacer una barbacoa al gusto. Como ya hemos dicho, las vistas son inmejorables, bien de la Catedral de Santiago, del Valle del Ulla, e incluso de la pequeña cascada del Río Pereiro, a tan sólo 3 […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


5 + = seis

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>