Zaragoza: Ver el centro histórico.

En el artículo anterior os dejamos contemplando la maravillosa Catedral de San Salvador (o la Seo). Hoy continuaremos paseando para ver históricos lugares, como murallas, construcciones mudéjares y romanas, amén de darnos una pequeña vuelta a orillas del Ebro, y cruzar por el puente más emblemático de Zaragoza. ¡¡Y toca probar bocado!!

Por la calle se bordea a la izquierda la Catedral de la Seo, os encontraréis con el Museo del Foro de Caesaraugusta, de origen romano, y el Palacio Arzobispal, de estilo Neoclásico. A medida que avazáis, la calle se estrecha, y girando a la derecha, bordeando la Catedral, os encontraréis con un enclave mudéjar, como son la Casa y el Arco del Deán, uno de los lugares más emblemáticos de Zaragoza.

Desde aquí, os aconsejamos que “callejeéis”, y os mováis libremente por estrechas calles, intentando ir en la dirección opuesta por la que veníais (como si fuérais en paralelo a la Basílica del Pilar). Por todas estas calles, encontraréis un sin fin de tabernas donde poder degustar raciones y tomar unos “tubos” de cerveza, o refresco. En la Plaza de Santa Marta o la calle Mayor se concentran gran número de ellos. A nosotros nos gustaría recomendaros uno en particular, aunque hay que caminar un poquito más. Está en la calle Mendez Núñez 38, una callecita estrecha que hace esquina con la de Don Jaime I. Veréis un letrero que pone “The White House”, con un escaparate de figuras de chocolate, y detrás de esta tienda, casi escondido, otro que pone “Casa de Comidas La Republicana“. Allí encontraréis un pequeño restaurante con una decoración exquisita, que recuerda principios del siglo XX. No os preocupéis, el preciono es nada caro, y la calidad de la comida es excelente. Sin duda os recomendamos el Ternasco y el Cordero Mudéjar. Exquisitos.

Tras reponer fuerzas, para completar el “tour”, podéis caminar bien por la calle Mendez Nuñez, en caso que hayáis comido en La Republicana, bien por las calles Espoz y Mina y Manifestación si venís desde la calle Mayor, hasta dar con la Avenida Cesar Augusto, y ver el Mercado Central y las Murallas Romanas de Caesaraugusta. Un poco más addelante se encuentra el Torreón de la Zuda, remodelado en el siglo XVI, que fue originalmente construido sobre una torre de la muralla romana, del Siglo III.

Aquí conviene cruzar por el Puente de Santiago, para pasear por el Paseo de la Ribera y la Arboleda Macanaz, excepcionalmente cuidados, que os ofrecen unas preciosas vistas del río Ebro y las Basílica del Pilar. Podéis volver a la Plaza del Pilar cruzando el Puente de Piedra, el más emblemático de la capital aragonesa, que es también el más antiguo de los que se conservan, datando del siglo XV, y presididos por cuatro leones de bronce. También podéis cruzar por el Puente de Hierro, el siguiente puente, si queréis tomar una bella fotografía del Puente de Piedra con la Basílica del Pilar al fondo.

Y así llegamos al final de este corto pero intenso paseo por el centro de Zaragoza. esta ciudad aún tiene mucho que decirnos. Mucho que visitar, ya que en estos dos artículos sólo nos hemos movido por el centro histórico de la capital aragonesa. Seguiremos escribiendo sobre lo mucho que nos ofrece Zaragoza.

Fotos: Pelatxi para Xocoviajes

Puedes ver mas fotos de Zaragoza clickando aquí

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 3 = nueve

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>